11 Ago ESTA PREPARADA SU EMPRESA PARA DISMINUIR EL RIESGO DE FRAUDE

bglpminternacional

“Del latín fraus, un fraude es una acción que resulta contraria a la verdad y a la rectitud. El fraude se comete en perjuicio contra otra persona o contra una organización (como el Estado o una empresa).”

El fraude es un concepto bastante amplio, lo relacionamos la mayoría de las veces con las acciones que pueden resultar en robo o malversación de los activos de una Organización.  Un fraude en una empresa puede involucrar a una o a varias personas las cuales pueden ser empleadas o terceros con un alto relaciona miento con la misma.

Mucho se ha escrito sobre los fraudes en las empresas tanto nacionales como extranjeras y en ocasiones somos ajenos a que estas situaciones se puedan presentar en nuestras organizaciones.  En línea con lo anterior a continuación, presentamos algunos mitos sobre el Riesgo de Fraude:

MITO # 1 FACTOR # 1
El fraude es cometido por empleados con bajo nivel jerárquico y en funciones que no generan valor para la empresa.

 

El fraude que resulta en un error material de los estados financieros es cometido en un porcentaje significativo por personas de posiciones de manejo y confianza.
MITO # 2 FACTOR # 2
El fraude se relaciona principalmente con el robo y la malversación de activos de la Organización.

 

El fraude generado por el incumplimiento de los controles internos de la Organización por parte de funcionarios de manejo y confianza tiende a tener un mayor impacto monetario.
MITO # 3 FACTOR # 3
El software de la empresa nos garantiza que la información está bien custodiada y nadie tiene el acceso para modificar datos sensibles.

 

Los sistemas de información por más robustos que parezcan en transacciones y en seguridad sin la definición de adecuados protocoles brindan oportunidades para que superusuarios y hackers puedan acceder a las bases de datos y sistemas operativos.
MITO # 4 FACTOR # 4
El auditor detectara todos los fraudes y errores materiales de la empresa.

 

El auditor sólo obtiene seguridad razonable de que los errores materiales que resulten de un fraude se detectarán (encubrimiento, confabulación, malversación, falsificación, etc.).
Es de fundamental importancia que las administraciones de las empresas diseñen y mantengan en operación, debidamente documentado, un adecuado sistema de control interno, que asegure hasta donde sea razonablemente posible la eficiencia y eficacia en las operaciones, la generación de información financiera fidedigna y el cumplimiento de las disposiciones legales.

 

Pedro Mendoza
pl.mendoza@hotmail.com
Sin comentarios hasta ahora